Páginas

viernes, 10 de mayo de 2019

POEMA: Luz de Luna Encendida

Luz de luna encendida
con tu serena mirada te hago la rima
de tu rostro se escapan dos luceros
para hacerte esta romántica poesía
zarpa de tus formados labios boleros
que tienen fragante aroma de Andalucía
qué hermosura de nombre tienes Lorena
tus padres dieron con esta clara sinfonía
tus piel de color marfil y además morena
tus cabellos negros saínos no es tontería
flor de una exuberante y dorada primavera
que perdurará en el tiempo cada instante
con el sabor de los estambres de la canela
eres bella con tristeza con dulce melancolía
te delatan tus grandes pupilas cuando miras
este es unos de los motivos de esta poesía
tu voz suave de soprano como las divas
llena de matices como el licor de ambrosía
tu nobleza de carácter apacible con embrujo
una dama con profunda nobleza y armonía
de noble entereza con humildad sin tapujo.
.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

martes, 12 de marzo de 2019

POEMA: La Bella Ana

Aficionada al deporte de las dos ruedas,
dedicada a cuidar a mayores y enfermos
deporte arriesgado por veredas y senderos
bicicleta de montaña todo ardor adrenalina
eres de alguna peña de amigos y compañeros
te tratan con mucho cariño por ser cosa fina.
Tu nombre es muy veraniego, Julio Santa Ana
unas fechas de estío cuando aprietan las calores
sales a hacer deporte todos los fines de semana
como ciclista que he sido te daría mil razones
que no dejes de pedalear al empezar la jornada.
Ana reina del durísimo deporte de la bicicleta
te haré un breve comentario de tu bello trabajo
cuidadora de las personas mayores, los puretas
te lo lo digo con el máximo respeto a los viejos
los representas muy dignamente en esta faceta
la palabra pureta la digo con mucha devoción
no digo los años que tengo, porque soy muy coqueta.
.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

miércoles, 9 de enero de 2019

POEMA: Sirenita Silvia

La luz que brilla en tu sonriente semblante
rezuma la miel de tu palabra aterciopelada
llena de lirismo y poesía, atrapa al amante
tu atrayente mirada deslumbra como faro
en una remota isla donde viven las sirenas
contemplando a los osados galanes sin reparo.
Eres simpatía en estado puro, dulce y amena
arropada por tu encantadora y atractiva belleza
picassiana llena de contrastes lujuriosos y morena
tu cantarina sonrisa atrapa pícaras miradas
de varoniles galanes conquistadores de sultanas
soñadores de cuentos de la aridez del desierto
acariciado por nómadas vestidos de beduinos
ahítos de soledades inacabadas sin una fémina
que les bailen la danza alegre del firmamento
preñado de galaxias, rodeado de planetas
y luceros que te miran con cariño con tu pelo
donde las musas se recrean en tu linda cabeza
tienes los piropos de los cometas y los cielos.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

POEMA: Ensueños Repetidos

Agria y dulce como las naranjas de la ría
de sevillanas de piel brillante y sabrosa
como pétalos dorados, trabajadora y honrosa
sueños tengo contigo por la noche María
que despierto agarrado a mi almohada
que éramos libres y nadie nos ataría
solo el amarnos como si no hubiesen más días
nadando por mares de cristalinas aguas turquesas
cuando desperté, solo yo en la utopía
qué despilfarro de sueños pues no era Lunes
serían las cinco de la madrugada qué herejía
me levanté en la fría madrugada a escribir
abrí el ordenador y me acordé de ti María
le di vueltas a la cabeza, qué soñarías vos
pensando en ti qué mejor que dedicarte una poesía
que la pudieses leer en pascuas o los reyes
con sabor romántico navegando en la bahía
en una isla paradisiaca de playas de arena fina
de naufrago escuchando canciones con melodía
toda una vida contemplando tu sonrisa de sirena
que del castillo de mi pueblo te diviso en la rivera
sollozando con lágrimas de durísima tristeza
con la amargura y desolación me iré de este mundo
sin probar las mieles de tu jardín de tu silueta
que salen de tu labios como rosa flor de primavera
de pétalos encendidos de mil hogueras de violetas
de estanques profanados por nenúfares en sus regueras
tu seductora mirada limpia, habladora y coqueta.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

POEMA: Las Leyes de la Naturaleza

Amarte María es mi tortura y perdición
porque tu mesías te puso en mi corazón
no me arrepiento, bien lo sabe tu creador
eres la mujer mas hermosa y luchadora
solo sueña en sus quehaceres de madre.
Tus ojos son puñales que me enamoran
hasta la tragedia que es mi perdición
la noche extiende su manto hasta la aurora
le doy vueltas y más vueltas con ilusión
esa timidez que me atenaza y me devora
maldito muro invisible que no tiene perdón.
Me desahucias de tu belleza como un intruso
soy un osito de peluche con un gran corazón
para amar ilusionado con respeto sin abuso
a toda forma de vida sobre todo a la mujer
que nos dio la dicha de amarlas y el placer
gozarlas mostrándoles la ternura y el querer
son merecedoras y adularlas por ser mujer.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

lunes, 17 de diciembre de 2018

POEMA: Lágrimas de Amarga Pena

Lágrimas de amarga pena
duro mazazo en el cenit de mi vida
languidece mi espíritu sin tu presencia
los avatares inhóspitos dolorosos
una larga convivencia, once lustros.
Luchadora de durísimas dolencias
sufriendo, que he padecido a tu vera,
porque he sido tu fiel calmante
un pozo de lágrimas en mis mejillas
manantial de pena de mi corazón.
Mis latidos retumban en el cementerio,
no me quedan pañuelos para secarme
el manantial de lágrimas de mis pupilas,
fluyen por surcos de mi viejo rostro
como regueros de pena y melancolía.
A veces hemos discutido banalmente
sin motivos aparentes pero sin odio
cuánta añoranza de los días sin verte
cuánta razón de tus sinceros consejos
que dabas por doquier a toda la gente,
infinidad de veces que viene el lobo
el lobo llegó con sus garras de muerte
y a mi me destrozó mi viejo corazón
qué desolada tragedia jamás sin verte.
Mañana fría me guardaste tu último suspiro
cuando te di mi último beso en el velatorio
pensé cuánto amor me has prosado en la vida
me iré de este mundo recordando tu fidelidad.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

miércoles, 20 de junio de 2018

POEMA-REFLEXIÓN: Árbol de la Vida

Árbol carcomido por incendios sin apagar
de un bosque en la tundra de mi corazón
desde pequeño dio frutos dulces de comer
aún sigo erguido en la maleza cercana
sigo fructificando ya con mis largos años
siento el fuego humeante; solo quedo yo
apenas queda fauna ni flora a mi alrededor
solo pequeños brotes sin definir de especies.
Gracias a conservacionistas podemos gozar
de espacios de este planeta con islas de fronda
sobretodo en la Amazonia y países asiáticos
hay que preguntarse que los seres humanos
seamos tan estúpidos de tirar piedras al tejado
que nos cobija a todas las especies del planeta.
Ya generaciones jóvenes se están dando cuenta
del error humano que estamos cometiendo.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal

POEMA: La Fuerza del Amor

Mi infinito viaje sin retorno será
más pronto que tarde recordando
tu dulce mirada bañada de endorfinas
y lamentando, lamiendo mis heridas
que me revelan que jamás se curarán.
Por ti no hay más criatura amada mujer
en un olvidado cercano y semiseco río
triste pena de desearte mirarte otra vez
rodeado de blancos ramos de claveles
ya inerte mi viejo corazón a la desnudez.
Desierto de dunas misteriosas que no pisé
me llevo la dulce sonrisa de tu boca
decirte la bella fragancia que tiene tu piel
y decirte que te llevo en mi corazón
el amor es así de traicionero, de pena
que será devorado por un lengua de fuego
que no se extinguirá por mil diluvios y rayos
que cayeran en toda la faz del planeta.

.....................................................................................
Manuel Suárez Madrigal